La Hermana república de Yucatán

La Hermana república de Yucatán

23/07/2021

Alvaro Quiñones Aguilar, socio fundador de Poll Position

 

 

La hermana república de Yucatán y su alentador crecimiento en la oferta de hospedaje.  

En todo el país se nos conoce como la Hermana república de Yucatán y si bien esta concepción tiene su origen en un pasaje de nuestra historia política del siglo 19:  la proclamación de independencia de la península del resto del país, también debemos reconocer que esta frase es representativa de una sociedad orgullosa de sus raíces mayas y de un mestizaje que fundió lo mejor de dos mundos, los dos pilares sobre los que descansa nuestra identidad: modernidad y señorío. Ambos consignan hoy día, una gran diversidad de patrimonio tangible e intangible que gustosos compartimos con el mundo.  

Es por todo ello que no debe extrañarnos que la actividad económica relacionada con los servicios turísticos se encuentre en franco ascenso.; esta afirmación la respaldamos con datos extraídos del Inventario de Servicios Turísticos del Estado de Yucatán (InvenTur) que publica la secretaria del ramo y en esta ocasión hablaremos de las alentadoras cifras de la oferta de hospedaje. 

Haciendo un corte entre junio de 2020 y el mismo mes de 2021 encontramos que en Yucatán tenemos actualmente 18 establecimientos más. Es decir, pasamos de 529 (2020) a 547 (2021). Estas cifras resultan significativas si consideramos que la crisis sanitaria golpeo la actividad turística en todo el mundo y nuestro estado, no fue la excepción, lo cual repercutió en que algunos espacios cerraran sus puertas, sin que por ello mermara la oferta. 

En ese sentido, a pesar de que Mérida sigue siendo un inigualable atractivo turístico, también hemos sido testigos del aumento en la disponibilidad de hospedaje en municipios del interior del estado entre los que destacan Progreso (11 más ), Valladolid (11)  Temozón (5) y Tizimín (5). En total tenemos una oferta de 14 mil 974 habitaciones, lo que representa un aumento del 3.3% en relación con el año pasado. 

Estimados lectores, si bien a todos nos resulta imposible navegar por nuestro presente sin detenernos en todo lo adverso que ha sido el tiempo pandémico, es menester reconocer que el crecimiento que hemos expuestos ante ustedes representa un área de oportunidad y a cada uno corresponde poner nuestro granito de arena para hacer más grande nuestro presente.