López Obrador Vs. Díaz Mena

López Obrador Vs. Díaz Mena

01/03/2024

DIARIO DE CAMPAÑA

1/90


La policromía dejó de ser un asunto ornamental y se convirtió en mensaje. En el limbo que antecedió el inicio de campaña, Claudia Sheinbaum invitó a sus simpatizantes a vestirse de color guinda —de rojo quemado, de sangre espesa…— los miércoles, y desde ese llamado la amenaza de la monotonía del partido único se apodera del día bisagra. Sin embargo, el miércoles pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador no sólo no siguió el consejo de Sheinbaum sino que incluso visitó una guayabera azul. Eso, para los fundamentalistas de Morena, no sólo es de mal gusto: roza la blasfemia. El presidente no sólo lució los colores del panismo sino que estuvo acompañado por un panista: Mauricio Vila Dosal. Mientras inauguraban el museo de sitio de Chichén Itzá, López Obrador confesó que, con Vila, “se han alineado los astros”:

“Fíjense y somos de movimientos distintos, pero hemos actuado con responsabilidad y poniendo por delante el interés del pueblo, el interés del pueblo de Yucatán”.

Y enumeró los resultados de ese trabajo en equipo, que, a su juicio, marcan un antes y un después en Yucatán. Pocos días después de ese elogio, Joaquín, El Huacho, Díaz Mena, candidato de Morena a la gubernatura de Yucatán, publicó su primer spot, en el que critica todo lo que el presidente ya había elogiado. No es la primera vez que López Obrador le moja la pólvora a Díaz Mena, ni tampoco la primera que el discurso del candidato contradice al del presidente. Al final, una de las campañas más intensas de esta elección será entre los morenistas y los obradoristas. Estos últimos entendieron muy bien el mensaje: no importan los colores mientras se trabaje por el interés del pueblo. El Huacho, al contrario, no ha entendido nada.